Salud

¡Oh, me han diagnosticado diabetes gestacional!

diabetes-gestacional-que-hago

Ante todo, que no cunda el pánico. Tener niños va a implicar resolver múltiples situaciones y esta es, simplemente, una más de ellas. La diabetes no es más que una enfermedad, en tu caso probablemente transitoria y circunscrita al embarazo, en la que hay más azúcar en la sangre de la considerada apropiada.



Por motivo que aún no se conocen en su totalidad, en algunos embarazos las hormonas de la placenta provocan una resistencia a la insulina en la futura mamá. Esto provoca que al cuerpo le cueste más aprovechar la hormona insulina y, por ello, el nivel de azúcar en sangre aumenta. Si te han diagnosticado diabetes gestacional, seguramente te encuentres en tu último trimestre de embarazo. Si no corregimos esta diabetes tu bebé, que básicamente en este último trimestre se dedica a engordar, acabará almacenando más energía de la que necesita en forma de grasa, lo que puede acarrear algunos problemas para ti y para él.

Y ahora, ¿qué hago si tengo diabetes gestacional?

Bien, lo que hemos de conseguir es mantener un nivel de glucosa adecuado y estable en tu sangre, simplemente eso. Para ello, y en la mayoría de las ocasiones, un plan de alimentación programado por tu nutricionista y el aumento de la actividad física adecuada a tu estado serán suficientes. Probablemente tengas que controlar tu nivel de azúcar en sangre antes de las comidas, tu médico te facilitará un instrumento sencillo para esto. En algunos casos, más resistentes, ha de recurrirse a la insulina, pero no es lo más común.

¿Me quedaré con la diabetes para siempre?

Lo más probable es que tus niveles de azúcar vuelan a la normalidad tras el parto. Parece magia, ¿ verdad?. El haber tenido diabetes gestacional en un embarazo aumenta la probabilidad de que la tengas en un embarazo futuro, pero no tiene por qué ser así, no siempre pasa. Sí sería conveniente que aprovecharas esta oportunidad para mejorar tus hábitos alimentarios y tu relación con la actividad física, pues esto reducirá las probabilidades de que desarrolles diabetes tipo II en un futuro.

Entonces, ¿qué como si tengo diabetes gestacional?

Es sencillo, bueno y sano: come verdura y fruta todos los días, no comas por dos sino para dos ( es decir, no te pases de calorías ), las salsas puedes reducirlas así como las grasas o los dulces, e incluir alimentos integrales resulta muy útil porque el azúcar de estos sube de forma más lenta y evita picos de glucosa tras las comidas.

Laura Guillem, nutricionista

0 Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?