Actualidad

Las 4 razones de la importancia del parto espontáneo

Son muchos y variados los métodos que existen hoy en día por los que puede nacer un bebé, según sus circunstancias y los de la madre. La realidad es que cada año aumenta el número de cesáreas y los partos inducidos. Por ello, queremos abordar las 4 razones de la importancia del parto espontáneo.

 importancia del parto espontaneo

Saulich Elena

Significado del parto espontáneo

Lo primero es aclarar qué es el parto espontáneo: éste consiste dejar que el cuerpo de la mujer marque los ritmos, las contracciones comienzan por sí solas y no existen estimulantes artificiales que comiencen el proceso.

Una de las principales características de este tipo de parto es que las contracciones se incrementan progresivamente a un ritmo natural.

En otras palabras, es el parto cuyo proceso se inicia, concluye de manera espontánea y no es necesaria la intervención médica.

Al comenzar el nacimiento del bebé, el cuerpo de la madre produce la hormona de la oxitocina que es la culpable de que el útero se contraiga de forma rítmica, dando paso a las temidas contracciones.

Una de las señales más evidentes de que el parto está cercano es que en la semana 37 y 38 de la gestación la placenta disminuye, y como consecuencia de ello, los niveles de líquido amniótico también lo hacen.

En los casos en los que los especialistas permiten por darse las circunstancias adecuadas, el parto espontáneo se desencadena como hemos mencionado, tras la liberación de la oxitocina y las contracciones.

No son muchos los niños que nacen en su fecha probable del parto, es decir, éste no suele comenzar la fecha estimada, incluso algunos niños nacen en la semana 42.

Cuando no es posible el parto espontáneo

En los casos en los que no se producen las contracciones, el parto debe ser inducido y no espontáneo. La ayuda consiste en los geles de prostaglandinas o la oxitocina sintética.

Otros casos en los que no se puede dejar seguir el curso de la naturaleza y no permite el parto espontáneo son: cuando se presenta la complicación de la placenta previa completa, la gestante tiene el virus del herpes con lesiones activas, las mujeres con incisiones uterinas previas o la infección del VIH sin tratar.

La inducción debe limitarse a determinadas indicaciones médicas y el riesgo de seguir con el embarazo debe superar el riesgo de realizar una inducción, ya que altera el proceso en sí y suele aumentar las demás intervenciones en cadena.



Una vez aclarados estos conceptos básicos sobre el parto, pasamos a repasar las principales razones que ponen en énfasis la importancia del parto espontáneo

Las razones de la importancia del parto espontáneo

  1. La OMS defiende el parto natural siempre y cuando el bebé y la madre no pongan en riesgo su salud. Debido a que permite el contacto entre ambos protagonistas y señalan que aumenta la capacidad de comunicación del bebé.
  2. Por otro lado, una de las razones de la importancia del parto espontáneo es que este tipo de nacimientos favorecen el desarrollo de una buena autoestima y además, que en la mayoría de casos no necesita intervención.
  3. Lo ideal es tener un parto espontáneo, siempre que sea posible, dado que pueden percibirse señales claras de que todo está a punto.
  4. La inducción y el inicio del nacimiento mediante métodos artificiales fuerzan el cuerpo de la mujer y al pequeño a nacer de una manera más instrumental o mediante cesárea.

Según la Organización Mundial de la Salud, ninguna región geográfica debe tener un índice de trabajos de parto inducidos mayor al 10%.

La inducción del parto debe limitarse a determinadas indicaciones médicas. Porque no está exenta de riesgo.

Parto

Lo más recomendable, es que si tus especialistas te sugieren provocar el parto, pregunta todo sobre los motivos, los riesgos a evaluar y tómate tu tiempo para decidir.

Recuerda que en el caso de ser urgente te ingresarían para practicarte una cesárea y no para inducir el parto. Recaba información sobre el motivo exacto y pide una segunda opinión médica si lo crees conveniente.

Si bien es cierto que existe un gran número de hospitales que una vez llega la semana 41 tienen el protocolo de inducir el parto. También es cierto, que al revisarse las circunstancias de la madre y del bebé, si no corren riesgo, no debería ser así.

Si finalmente deshechas la idea del parto espontáneo, recuerda que la producción de oxitocina es mayor por la noche, por ello, es mejor establecer la fecha del parto inducido por la tarde-noche. Así tu dosis de oxitocina artificial será menor.

0 Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?