Cuidados

Cómo prevenir y curar las hemorroides durante el embarazo

Cuando estamos embarazadas, una serie de cambios fisiológicos tienen lugar en nuestro cuerpo. Es algo que todas sabemos y para lo que nos vamos preparando poco a poco, ya que muchos de ellos se producen de manera gradual.

Pero existe un fenómeno que suele darse bastante a menudo durante los últimos tres meses del embarazo y también a raíz del parto, y en el que no solemos reparar demasiado hasta que aparece: las hemorroides, inflamaciones del tejido venoso de la zona rectal. Curar las hemorroides es posible, y un poco más adelante veremos cómo, pero queremos hablarte primero de cómo prevenirlas.

hemorroides-embarazo

Cuando este problema surge estando aún embarazadas, suele deberse a que a lo largo de estos meses es habitual sufrir estreñimiento, una causa común de su aparición, y además debemos realizar un mayor esfuerzo durante nuestras deposiciones, otro factor desencadenante. En cambio, cuando las hemorroides surgen tras el parto, son debidas mayormente al esfuerzo realizado durante el mismo, lo que produce que salgan al exterior, siendo muy dolorosas.

Cómo prevenir las hemorroides

Las principales medidas para lograr una prevención de las hemorroides eficaz pasan por seguir una alimentación adecuada y un estilo de vida saludable.



Para conseguir lo primero, lo más aconsejable es introducir mucha fibra en tu dieta. La fibra te aporta muchísimas ventajas, como una mejora de la evacuación que evita sobreesfuerzos, un fortalecimiento de la flora intestinal que facilita todos los procesos digestivos o una mejor conducción de los alimentos a través del intestino previniendo la aparición de gases y taponamientos.

Encontrarás fibra de calidad en alimentos tan variados como fruta, verdura, cereales de tipo integral, legumbres, frutos secos y el muy infravalorado brócoli. Para la que la fibra cumpla su función es muy importante además que bebas las dosis adecuadas de agua. Asegúrate de que tomas al menos dos litros diarios.

En cuanto al ejercicio físico, procura realizarlo de manera moderada durante una media hora diaria, por ejemplo practicando Pilates o yoga, de manera que mantengas todos tus músculos tonificados, incluidos los abdominales, ya que así contribuyes a mantener tu peso equilibrado y se producen menos distensiones en los músculos responsables de mantener las hemorroides en su sitio para que no salgan al exterior. En este sentido, realizar los llamados ejercicios de Kegel puede ser una gran ayuda. Consisten en contraer y relajar repetidamente el músculo pubococcígeo, encargado entre otras cosas de la interrupción a voluntad del flujo de orina. Al hacerlo conseguirás fortalecerlo y reducir la probabilidad de que las hemorroides hagan su aparición.

Cómo curar las hemorroides

Existen diferentes formas de poner solución a un problema de hemorroides. La mayoría consiste en realizar una intervención quirúrgica que extirpa la hemorroide inflamada. Pero actualmente se está haciendo popularizando el método THD, consistente en suturar la arteria que lleva la sangre hasta la zona de conflicto, colocando la hemorroide en su lugar original, por lo que no hay extirpación de tejido.

Como ves, la mejor forma de no sufrir a causa de las hemorroides es prevenir su aparición llevando una vida saludable. Pero si ya han hecho acto de presencia, tienes a tu alcance métodos cada vez más avanzados para librarte de ellas de una forma mínimamente invasiva.

0 Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?