Cuidados

Comparte los gastos de tu niñera y dales a tus hijos el mejor cuidado

Cuando comienza un nuevo curso escolar siempre nos encontramos con la misma situación: nuestros pequeños empiezan la guardería o el cole y nosotros nuestro trabajo, y en muchas ocasiones nos es muy difícil -por no decir imposible- atender y compaginar ambas obligaciones. A veces tenemos que estar en el trabajo antes que ellos en clase y en otras no podemos dejar la oficina para recogerles a la hora de comer y estar con ellos por la tarde.

Compartir niñera

Por eso muchos padres recurrimos a los servicios de una niñera que cuide de nuestros hijos. Las ventajas de buscar canguro respecto a la opción de una guardería son muchas:

  • Por un lado, la atención que reciben nuestros pequeños es mucho más personalizada que en un jardín de infancia donde hay muchos más niños a los que cuidar.
  • Por otro, una niñera es mucho más flexible en sus horarios, ya que generalmente trabaja por horas y tiene la posibilidad de quedarse con nuestros hijos un poco más si nuestra agenda se complica y llegamos más tarde a casa. Y también podemos avisarla si nos surge un imprevisto y tenemos que dejarlos a su cuidado.
  • Además, con esta opción los niños se mueven siempre en su entorno habitual, lo que evita posibles desajustes en su rutina diaria, sobre todo cuando son muy pequeños.
  • Sin duda la niñera es la mejor opción cuando los padres trabajamos hasta tarde, ya que ella conoce de primera mano todas nuestras indicaciones sobre cómo alimentar a nuestros bebés, sus hábitos de juegos y descanso. En definitiva, una niñera es lo más parecido a un familiar que cuide de los peques y les proporcione todas las atenciones que nosotros les daríamos. Alguien a quien pronto verán como un integrante más de la casa.

Pero ocurre que en los casos en que la niñera tiene que quedarse a tiempo completo a cargo de los peques de la casa los precios se disparan, llegando en algunas ocasiones a consumir el sueldo de uno de los padres, lo que hace que muchos se lo piensen antes de contratarla. Por eso ha llegado la economía colaborativa para salvarnos la papeleta a los padres que queremos optar por contratar a un canguro para nuestros hijos. Este nuevo modelo de gestión de servicios está cada vez más de moda en todo el mundo, y en sectores como el transporte de viajeros o el alojamiento ya triunfan empresas que permiten a sus usuarios disfrutar de sus servicios compartiendo los gastos asociados.

En España la economía colaborativa está teniendo un auge espectacular gracias a sus interesantes ventajas, y el mundo del cuidado de los hijos no podía ser menos. La web Quierocanguro.es, pionera en este aspecto, ofrece la posibilidad de que dos familias compartan niñera, asumiendo ambas el coste que conlleva. Para ello, los padres solo deben registrarse en la web. A partir de ahí contactarán con otras familias que también están en busca de canguro en la misma localidad, llegarán a un acuerdo sobre la niñera que necesitan en función de las que están disponibles en el catálogo de la web y cuando la encuentren decidirán juntos cómo repartirse el coste de sus servicios. Esta solución consigue un ahorro para los padres de hasta el 50 % del precio habitual de una niñera, y ésta también sale beneficiada, ya que consigue muchos más niños a los que cuidar.



Además, como la plataforma nos ofrece la posibilidad de establecer contacto con otros padres sin ningún tipo de compromiso u obligación, podemos aprovechar para conocer a otros padres en nuestra misma situación, con los que poder entablar amistad y charlar sobre todo tipo de inquietudes relativas al cuidado de nuestros hijos. Éstos, por su parte, pueden conocer a otros niños de su edad con los que jugar. En este sentido, cuando hayamos establecido una relación de confianza con sus padres podemos acordar que la niñera cuide a nuestros hijos a la vez, compartiendo horarios y lugares para jugar, ir al parque y hacer los deberes. Es una idea muy interesante para que socialicen a la vez que se lo pasan como nunca.

En definitiva, ya no tenemos por qué renunciar a elegir una niñera que cuide bien a nuestro bebé cuando estamos en el trabajo. La economía colaborativa acude en nuestra ayuda con esta magnífica solución que nos lo pone más fácil que nunca.

0 Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?