Actualidad

Aspirina para prevenir la preeclampsia en el embarazo

Pregnant woman with glass of water and tablets in hands

Afortunadamente, gracias a los avances tecnológicos actuales y a nuestros conocimientos sobre la salud durante el embarazo, se dan pocos casos de muerte en madres gestantes o muertes fetales. No obstante, muchos de los casos que se dan tienen que ver con un trastorno llamado preeclampsia; y es que el 5% de las muertes fetales y el 46% del fallecimiento de las mujeres embarazadas tienen que ver con este trastorno.

Qué es la preeclampsia

Lo cierto es que hay pocos datos sobre este tipo de trastorno. Podemos citar estudios que aseguran que entre el 2% y 8% de las embarazadas sufren de preeclampsia. Su causa exacta no se conoce,  y sus síntomas principales son un aumento de la tensión arterial y un exceso de proteína en la orina.



Factores de riesgo de la preeclampsia

Los factores de riesgo son varios, normalmente asociados a una historia previa. Por ejemplo, haber tenido un embarazo con restricción del crecimiento intrauterino o nacimiento prematuro del bebé. Asimismo, también estarían asociados los casos de diabetes tipo 1, 2 o gestacional, así como la hipertensión crónica o enfermedades renales, incluso la gestación múltiple.

Aspirina como prevención de la preeclampsia

Ahora, varios son los grupos o entidades científicas que aseguran que la aspirina a bajas dosis puede reducir los riesgos de padecer preeclampsia.

Tenemos por ejemplo al Grupo de Trabajo de los Servicios Preventivos de EEUU, formado por médicos independientes que publican estudios sobre la salud pública. También encontramos a la Asociación Americana del Ictus.

Ambos aseguran que tomar aspirina a bajas dosis a partir del tercer trimestre de embarazo podría reducir claramente la preeclampsia. Así, aconsejan que las mujeres con factores de riesgo deberían tomar este tipo de precauciones durante estos meses de embarazo.

Esto traducido en datos nos daría una reducción del riesgo de preeclampsia en un 24% y nacimientos prematuros en un 14%, además de no contar con efectos secundarios destacables.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud asegura que la evidencia científica al respecto aún es débil, por lo que se tendrán que realizar nuevos estudios que traten un poco más de cerca las consecuencias del uso de aspirinas a baja dosis.

0 Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?