7 Consejos para sobrellevar mejor el ingreso de tu bebé prematuro en la incubadora

Hace unas semanas escribí una post acerca de lo difícil que fue para mí la experiencia de tener a mi hija en la incubadora durante dos meses después de nacer. Sorprendentemente, a pesar de ser con diferencia el post más duro y más triste de todo los que he escrito hasta ahora, también ha sido el más leído y compartido de todos.

Antes de escribirlo pensaba que yo llevé la situación especialmente mal, y probablemente esto sea muy cierto, pero después de ver los más de 50 comentarios que me han dejado he visto que muchas mamás lo llevaron tan mal como yo y es que, aunque sepas de antemano que va a ocurrir, es muy difícil aceptar que se lleven a tu bebé nada más nacer.

Permiso de paternidad del parto prematuro

Nenov Brothers Images

Cómo afrontar el ingreso de tu recién nacido prematuro en la incubadora

Por ello, si has tenido un bebé prematuro o crees que podrías tenerlo, me gustaría darte una serie de consejos para poder sobrellevar mejor la situación:

  • Entérate del horario de visitas de las salas de Neonatos del hospital en el que vas a parir.

Lamentablemente, en muchos hospitales aún siguen teniendo un horario restringido de visita en las UCIs de Neonatos, lo que hace la situación mucho más dura para los padres. Por ello mi primer consejo es que si crees que tu parto se puede adelantar (por ejemplo, si se trata de un embarazo múltiple), intentes dar a luz en un hospital que tenga las puertas abiertas de la UCI Neonatal las 24 horas. No sólo te permitirá organizarte mejor sino que podrás pasar todo el tiempo que quieras con tu bebé.

  • Entérate si en la UCI Neonatal ofrecen facilidades para amamantar a tu bebé.

La lactancia materna para un bebé prematuro es aún más importante ya que reduce el riesgo de infecciones, facilita la tolerancia a los alimentos, mejora el pronóstico neurológico y disminuye el riesgo de aparición de secuelas y enfermedades crónicas. La leche materna de la madre tiene una composición específica en el caso de los bebés prematuros y se encuentra especialmente adaptada a su situación por lo que es el mejor alimento que puedes ofrecerle a tu bebé. Si tu bebé ha sido muy prematuro o tiene un peso muy bajo quizá no puedas amamantarle al principio, pero podrás extraerte tu leche para que se la den mediante sonda nasogástrica.


¿Cómo despertar el instinto maternal?

DONOT6_STUDIO || Shutterstock

Aunque por desgracia no es lo más frecuente, cada vez más unidades de Neonatología utilizan métodos alternativos para alimentar a los bebés evitando que debido al uso de biberones se produzca la confusión tetina-pezón (por ejemplo mediante vasos especiales o jeringuillas). Poder amamantar a tu bebé a demanda desde el principio, así como evitar el uso de biberones, facilitará un correcto establecimiento de la lactancia desde el principio y disminuirá la probabilidad de que surjan dificultades cuando te lo lleves a casa. Si encuentras alguna dificultad, pregunta si el hospital cuenta con una asesora de lactancia.

  • Intenta familiarizarte con el aspecto físico de los bebés prematuros antes del parto para que el impacto sea menor cuando veas a tu bebé por primera vez. Aunque ver a tu propio bebé tan pequeño, frágil y rodeado de cables siempre es muy duro, si vas preparada para lo que puedes encontrar siempre te impresionará menos.
  • Aunque tu bebé tendrá un aspecto delicado, no tengas miedo de hacerle fotos o cogerle en brazos, es más, ofrécele todo el contacto físico que la situación permita, ¡Él lo necesita y tú también!

Si bien el contacto físico es muy importante para el desarrollo de todos los bebés, en el caso de los bebés prematuros este es primordial para su crecimiento y desarrollo. Practicar el método canguro con tu bebé es una experiencia maravillosa que ayuda mucho a paliar los sentimientos negativos que surgen cuando el bebé recién nacido es separado de sus padres y facilita el establecimiento del vínculo con el bebé. Además, diversas investigaciones han puesto de manifiesto que la práctica del método canguro reduce la mortalidad, mejora el pronóstico clínico del bebé y le ayuda a regular la temperatura corporal y a ganar peso más rápido.

  • Mantén una relación fluida con el equipo médico. Mamá de bebé prematuro

No dudes en preguntarles cualquier duda que tengas y pídeles que te expliquen para qué sirve cada uno de los aparatos a los que está conectado tu bebé. Ellos están allí para ayudarte y saben perfectamente lo duro que es para las familias pasar por esa situación. Además, como padres tenéis derecho a conocer en todo momento el estado de salud de vuestro bebé por lo exige que te faciliten el horario de atención del Neonatólogo, un teléfono de contacto y cualquier otra información que te ayude a estar en contacto con ellos.

  • El ingreso del recién nacido en la incubadora provoca muchos sentimientos encontrados en los padres, especialmente en la madre. Es normal que estés triste, preocupada y que tengas un sentimiento de duelo hacia el parto que te hubiera gustado tener.

Algunas madres también hemos experimentado alguna dificultad inicial para establecer el vínculo con el bebé, como si el hecho de no poder llevárnoslo a casa y cuidarlo nosotras mismas nos hiciera sentir menos madres. Tienes que saber que esto puede ocurrir y que es perfectamente normal. Y por supuesto, si te encuentras muy mal anímicamente no dudes en solicitar ayuda psicológica.

  • Cuando por fin llegue el esperado momento de volver a casa con tu bebé sentirás inquietud, un poco de miedo y quizá algo de inseguridad.

Todas las mamás hemos pasado por eso también. Te preocupará que le surja algún problema de salud lejos del hospital y te preguntarás si sabrás cuidarlo tan bien como lo hacían las enfermeras. Pero créeme, sabrás cuidarlo mucho mejor porque al fin y al cabo, ¡Una madre siempre es una madre!

Asegúrate de obtener toda la información necesaria para cuidar correctamente a tu bebé. Pídele al equipo médico que te facilite por escrito todas las recomendaciones y precauciones que debes adoptar, así como la información relativa a las revisiones médicas que debe pasar par evitar la posible aparición de secuelas.

En muchos casos, te recomendarán que el bebé no esté en contacto con otros niños o adultos que se encuentren o puedan encontrarse enfermos, o que tus familiares adopten determinadas medidas higiénicas antes de coger al bebé en brazos. Normalmente encontrarás comprensión en tu entorno familiar aunque puede ocurrir que haya alguien a que le siente mal y te acuse de ser una exagerada. Pero esto es su problema no el tuyo, tú deber es proteger la salud de tu bebé y eso es precisamente lo que estás haciendo. Así que muéstrate firme y exige que todos los que estén en contacto con el bebé respeten las normas.

© 2008 - 2022 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account