A la vanguardia en reproducción asistida

Madre con donante de espermaRecuerdo que en 2002, año en el que tomé la decisión de ser madre soltera con donante de esperma, aquello sonaba a película de ciencia ficción. No sabía por dónde empezar y lo de Internet, aunque solo hayan pasado diez años, era todo un mundo por explorar. Acababan de instalarme un nuevo ordenador en la oficina y empezaba a hacer incursiones en Google y en el correo electrónico.

No sabía por dónde empezar y se me vino a la mente mi abuelita, muy avanzada para su tiempo o mejor dicho, avanzado era su tiempo y la obligaron a retroceder. Visioné su imagen en el sofá de casa. Leía el periódico todos los días y aquella mañana de domingo me dijo: “mira hija, si no quieres casarte, no te cases, pero no te quedes sin ser madre. Aquí hablan de un sitio donde vas y te lo traes puesto en el bolsillo”.

Rápidamente pensé: “mi abuela debió leer de la posibilidad de una reproducción asistida con donante pero seguro que tuvo que ser en Estados Unido”. Pinché en Google y puse “Madres solteras con donación de esperma”. En aquel entonces solo me salían las “Madres solteras Isadora Duncan”, así que decidí acudir a la hemeroteca y buscar.

Fue toda una sorpresa comenzar a leer sobre la Ley de Reproducción Asistida en España y descubrir que nuestro país era ya en aquel entonces uno de las más vanguardista de Europa y del mundo. No tendría que moverme de mi ciudad para someterme a un tratamiento de reproducción asistida siendo una mujer soltera y sin pareja. Aún sigo en mi asombro.

Me puse manos a la obra y decidí consultar entonces como a unos cuatro o cinco ginecólogos para que me recomendasen una clínica. Me daba miedo. Mi falta de información sobre todo lo que concierne a la reproducción asistida en aquellos momentos era impresionante y creía importante tener unas buenas referencias.  Me hablaron de dos, una en Madrid y otra en Barcelona, aunque la verdad hace diez años si había diez clínicas puede que hubiese muchas. Sin embargo, en la actualidad se pueden contar por cientos, sobre todo en la costa española ya que España es uno de los países donde más mujeres extranjeras acuden en busca de un tratamiento de reproducción asistida. Lo llaman turismo reproductivo.

Y así fue como me presente en la clínica, presumiendo de un país avanzado, muy avanzado en algo en lo que ni por asombro me hubiese imaginado. Lástima que estemos yendo para atrás como el cangrejo, en derechos y en libertades.


Madres solteras por inseminación artificial:

Fui a una clínica privada porque si ahora es difícil que a una mujer sin pareja o una pareja de lesbianas sea atendida en la seguridad social para estos temas, en aquel entonces era imposible… Era fácil que el ginecólogo de turno te dijese: “pero mujer, por qué no buscas en una noche loca a alguien y ya está”… y te daban ganas de contestarle: “claro, es que mirándote a tí y pensando que pueda ser igual, no me extraña que prefiera un donante”.Madres solteras por inseminación artificial

Aún así hoy en día, el que seamos asistidas en la Sanidad Pública depende del ginecólogo, del Hospital (algunos de ellos se han sacado una normativa interna de debajo de la manga que dice que no somos bien recibidas) y sobre todo la Comunidad Autónoma en la que vivas.

Una década, tan sólo una década y, ¡lo que ha cambiado todo! Durante dos años creí ser la única loca en España a la que se le hubiese ocurrido ser Madre Sola por Elección, hasta que un buen día, cuando mi pequeña tenía dos años tropecé con un reportaje en el dominical del El País. Había más, unas poquitas más. Desde entonces el incremento ha sido del cien por cien según los datos estadísticos de ANACER (Asociación Nacional de Clínicas de Reproducción Asistida). En este sentido se calcula que entre el 15% y el 20% de las mujeres que acuden a uno de estos centros lo hacen solas.

Y para aquellas que aún tengan duda, La ley lo deja claro:

La Ley 35/1988  permite estos tratamientos a toda mujer indicando en su exposición de motivos que “desde el respeto a los derechos de la mujer a fundar su propia familia en los términos que establecen los acuerdos y pactos internacionales garantes de la igualdad de la mujer, la Ley debe eliminar cualquier límite que socave su voluntad de procrear y constituir la forma de familia que considere libre y responsablemente”. En el artículo 6 de la vigente Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida se indica que: “Toda mujer mayor de 18 años y con plena capacidad de obrar podrá ser receptora o usuaria de las técnicas reguladas en esta Ley, siempre que haya prestado su consentimiento escrito a su utilización de manera libre, consciente y expresa.

 

© 2008 - 2021 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account