[Entrevista] Alejandro Ojeda, matrón: «independientemente de la etiqueta hombre/mujer, si eres capaz de empatizar y respetar a las mujeres que acompañas no importa cómo te definas, harás bien tu trabajo»

Ven, acompáñanos y lee una de las entrevistas más delicadas y especiales que hemos publicado en el embarazo. Alejandro Ojeda, es un matrón experto en la gestión emocional que pone en énfasis cada día en su trabajo la importancia de la gestión de las emociones e intenta ser comunicativo y empatizar con las mujeres que están pasando por el momento del parto. Alejandro Ojeda es el creador del método Nacer Sabiamente compuesto por varias sesiones enfocadas en la gestión emocional, el afrontamiento del parto e información para conseguir un nacimiento saludable y empoderado. Una entrevista que sin duda, no te dejará indiferente y en la que habla de cómo ser un buen profesional en su sector independientemente de la etiqueta hombre o mujer.

Preguntas y respuestas de un matrón

Alena Popova || Shutterstock

1. ¿Cuál es la importancia de la gestión emocional durante el parto?

La inteligencia emocional es importante en cualquier fase de la vida, ya que la manera en la que nos relacionamos con nosotros mismos, con lo que pensamos, sentimos y hacemos, marcará la diferencia en cualquier ámbito. El embarazo, el parto y el puerperio forman una fase de transición hacia la maternidad, y el parto concretamente es quizás, la experiencia vital más intensa y transformadora de la vida. Aprender a gestionar las emociones implica cambiar la manera en la que el cuerpo va a responder y también la forma en la que se vive la experiencia a nivel subjetivo, pero es que además, ese aprendizaje permanecerá para toda la vida, repercutiendo en todo lo demás y empoderando a la mujer.

2. ¿Cuál es la mejor herramienta para afrontar el miedo o la falta de confianza y tener un parto deseado?

La mejor herramienta es aquella que se adapta a cada mujer y a cada circunstancia. No existe una única manera de prepararse correctamente para el parto, ya que no hay dos personas iguales. No me gusta ser dogmático, cualquier herramienta que logre que una mujer consiga ciertos recursos cognitivos como la confianza, la motivación, la capacidad de adaptarse a las circunstancias, la gestión del dolor, etc. Estará acercándola al parto deseado, y recalco “acercándola”, porque como en cualquier ámbito de la vida las variables que influyen son casi infinitas, nada garantiza que se tenga el parto deseado, pero eso también entra dentro de la preparación, saber adaptarse a los cambios del camino previsto si llegaran.

3. ¿En qué consiste el método nacer sabiamente?

El método Nacer Sabiamente es un conjunto de conocimientos y habilidades extraídas de la Neurociencia Cognitiva, la Hipnosis clínica, Programación Neurolingüistica o Mindflulness, que he ordenado y estructurado para utilizarlas en la preparación o el acompañamiento del nacimiento. Es una metodología “no cerrada” que permite, mediante la comunicación, lograr que una mujer llegue al proceso de parto con un “modelo” o “mapa” mental sobre el parto que les ayude a transitar ese proceso y a conseguir los recursos necesarios para ello.

Hoy en día nadie duda que lo que pasa por nuestra mente afecta a nuestro cuerpo y a la manera de experimentar aquello que vivimos. He tenido la suerte de preparar a cientos de mujeres y familias, y de formar a cientos de profesionales para facilitar que el proceso del nacimiento se viva de manera saludable, satisfactoria y empoderada, eliminando miedos innecesarios.


Entrevista a un matrón sobre la gestión de las emociones

WAYHOME studio || Shutterstock

4. ¿Qué le dirías a las parejas que piensan que no es necesario acudir a las clases de preparación al parto?

Les diría que en realidad deberían tener razón, no hace falta prepararse para algo que se hace de forma instintiva, fisiológica y para lo que hemos evolucionado. El problema radica en los condicionamientos culturales y en la conciencia social que hay sobre el parto, donde impera el miedo, la mujer pasa a ser en muchos casos un sujeto pasivo, y donde se relaciona erróneamente parir con un proceso patológico.

Por ello, no es tan importante tener muchos conocimientos sobre el parto, si no cómo la información afecta a lo que se siente, a la predisposición que se llevará ese día, y a los recursos que se tiene para facilitar la mejor respuesta neurofisiológica cuando llegue el momento, en caso de que no sea la más adecuada. Todo eso, precisamente, es lo que pretende Nacer Sabiamente.

5. ¿Por qué decidiste ser matrón?

Decidí ser matrón porque creo que es un privilegio enorme poder acompañar a las familias en esa transición hacia la maternidad/paternidad, y a los bebés en su llegada a este mundo. Creo que las matronas tenemos mucha suerte de acompañar a las mujeres durante toda su vida, y de hacerlo desde la fisiología. Para mí además, es muy importante cómo acompañar esos procesos a través de nuestra comunicación, porque es primordial.

6. ¿Cuál es el nivel de autonomía de las matronas en el desempeño de sus funciones? ¿Existen factores que pueden poner en duda su autonomía a la hora de realizar sus tareas?

El problema es que existe demasiada variabilidad en ese sentido, tanto dentro de España como comparándolo con otros países. La OMS deja claro que las matronas tenemos que tener autonomía porque eso mejora los resultados de salud, y para eso estamos luchando e intentando visibilizar nuestro trabajo, que además puede ser muy variado y desarrollarse en ámbitos distintos.

7. En los hospitales además del paritorio, ¿esta figura profesional tiene bajo sus cuidados otras plantas o servicios?

La matrona debería estar en cada planta de maternidad, en consultas de lactancia, en consultas de sexualidad...y así podría seguir.

Digo debería porque no siempre lo está, y nuestra profesión es referente durante toda la vida sexual o reproductiva de la mujer.

8. Actualmente, el papel de la matrona o matrón se está desvinculando del ámbito hospitalario y cada vez son más las matronas que trabajan de manera privada o autónoma ¿Es tu caso?

Efectivamente. Por desgracia, en el sistema público puedes encontrarte con limitaciones para poder atender o acompañar a las mujeres tal y como te gustaría. Cuando yo aplico la metodología Nacer Sabiamente, las consultas duran 1 hora y media aproximadamente, y eso en un centro de salud público es imposible. Además, el trabajo de la matrona puede abarcar toda la vida de la mujer.

Actualmente creo que existe una doble lucha que es muy importante para esta profesión: ofrecer el servicio que las mujeres necesitan aunque sea fuera del sistema, y conseguir que el sistema se adecúe para que pueda ofrecer todo lo que las mujeres necesitan.

9. Generalmente, en tu profesión se encuentran más mujeres ejerciendo de matronas que hombres, de hecho los datos apuntan que en España sólo un 5% son hombres ¿Crees que esto está cambiando en los últimos años?

Creo que la profesión de matrona es tradicionalmente femenina y que además se realiza por y para la mujer, eso hay que tenerlo claro. Partiendo de esa base si independientemente de la etiqueta hombre/mujer, eres una persona capaz de empatizar, respetando y valorando los procesos fisiológicos de las mujeres a las que acompañas, y te formas constantemente en base a sus necesidades y la evidencia científica, no importa cómo te definas, harás bien tu trabajo.

10. ¿Consideras que siguen existen ciertos prejuicios en base a quién debe hacer este tipo de trabajo y que realmente no se valoran las habilidad y competencias de la persona?

En base a mi experiencia personal, los prejuicios se desvanecen cuando eres capaz de admirar y respetar a la persona que tienes enfrente ofreciéndole lo mejor de tí. Es imposible agradar a todo el mundo, no tienes por qué “conectar” automáticamente, pero si eres capaz de entender que cada persona y mujer es un ser singular, y tienes las habilidades comunicativas necesarias para que esa persona se sienta valorada y respetada, tienes muchas posibilidades de que el trato sea adecuado. A nivel social no lo sé, pero realmente, lo importante es la persona o personas que tienes delante y que acompañas.

11. Coméntanos alguna de las experiencias que has vivido en tu trabajo y que te ha marcado positivamente

Cada experiencia, cada vez que una mujer abraza a su bebé y se siente poderosa porque lo ha logrado. Cada vez que me agradecen cómo se han sentido, durante la preparación, el parto, una clase, o una conversación. Cada experiencia me refuerza en mi convicción de que nuestro trabajo puede condicionar cómo se viva esa transición a la maternidad...

Si me voy a lo personal, puedo recordar una vez, durante mi formación, cuando un matrón adjunto me dijo, “no sé lo que haces pero tu presencia en los partos los cambia para bien”, y me sorprendió porque no tenía aún muchos conocimientos técnicos. Lo que hacía era empatizar y apoyar. Eso marcó el resto de mi carrera profesional, porque es verdad, que la forma de estar presentes cambia el devenir y la experiencia de parto. Y decidí especializarme en el arte de comunicarme correctamente.

12. ¿Qué cambios propondrías para mejorar la formación actual de tu profesión?

Pues voy a barrer para casa, y siguiendo con la respuesta a la anterior pregunta, diré que tenemos que formarnos mucho más en todo aquello que no se puede tocar; la comunicación efectiva y la gestión mental es un pilar clave que tenemos olvidado, y que es indispensable para darles el servicio que se merecen a las familias. No es sólo ser buena persona y sonreír, es tener habilidades y conocimientos para poder vincularte con la mujer y conseguir que su mente esté lo más alineada posible con sus objetivos. Justo de esa necesidad llegó Nacer Sabiamente.

13 ¿Qué recomendación darías a los futuros compañeros que quieren ser matronas?

No me gusta demasiado dar consejos, porque ni soy ni quiero ser ningún gurú. Aún así, si algún consejo puedo darles es que si van a ser matronas, nunca pierdan de vista que van a acompañar procesos fisiológicos, que sean conscientes en todo momento de la suerte que se tiene al poder estar ahí cuando se gesta, se pare, se nutre una nueva vida, cuando nace también una nueva madre/padre, que la rutina no desplace la admiración que merece una profesión como esta.

Vivo el mundo de la maternidad como si fuera mi profesión. Publicista de formación y escritora de vocación, la llegada al mundo de mi primera sobrina cambió mi día a día por completo. Ahora escribo para ofrecer los mejores consejos y recomendaciones para mamás primerizas.

Tras estudiar la carrera de Publicidad y RRPP por la Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia en 2010 y del Máster en Comunicación y Branding Digital del CEU en 2011 comencé mi andadura en el mundo digital. Actualmente tengo una dilatada experiencia como redactora en temas de maternidad, el cuidado del bebé y sobre el embarazo.

© 2008 - 2020 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account