[Entrevista] Olga Higón, instructora de yoga prenatal: «Practicar yoga durante el embarazo ayuda a vivir esta experiencia con máxima conciencia y plenitud»

Alivio de las molestias, mejora de la elasticidad, aumento de la relajación y la concentración... Son solo algunos de los fantásticos beneficios del yoga prenatal, una de las disciplinas más recomendadas por los expertos para estar en forma durante el embarazo y favorecer tanto el bienestar físico como mental y espiritual de la futura mamá.

Con motivo del Día Internacional del Yoga el próximo 21 de junio, hemos tenido el placer de hablar con Olga Higón, instructora de yoga prenatal, quien, además de contarnos las innumerables ventajas de esta disciplina a lo largo de los meses de gestación, nos desvela algunos secretos sobre la estructura de las clases y nos da consejos y recomendaciones de los más interesantes para practicar yoga durante el embarazo.

Olga destaca profesionalmente por su especialización en Yoga Prenatal. Es profesora de Yoga Integral especializada en Yoga Prenatal y Crianza y lleva más de 10 años impartiendo clases de esta especialidad, además de Yoga para embarazadas, Yoga para mamás y bebés y Yoga para Niñas y niños y Familia en diferentes centros, asociaciones y colegios. En la actualidad, es codirectora de Espai Conexió, centro de Yoga, Educación Emocional y Recursos Psicoexpresivos, y colabora con otras asociaciones e instituciones.

1. Los expertos coinciden en que es fundamental practicar ejercicio moderado a lo largo del embarazo. ¿Cuáles dirías que son las razones por las que una embarazada debería plantearse practicar yoga prenatal?

Realmente cada embarazada empieza a practicar yoga por un motivo. O bien para aliviar molestias en la espalda, o para prepararse para el parto, o buscando un momento de conexión con ella y con su bebé, o buscando un momento de encuentro para compartir con otras mamás. Yo diría que todas y cada una de ellas son las razones por las que practicar yoga durante el embarazo ayudan a la mamá. Pues la práctica del yoga durante el embarazo nos ayuda a mejorar la elasticidad y fuerza muscular sobre todo en la espalda y suelo pélvico, nos ayuda a una buena oxigenación celular y eliminación de toxinas a través de los ejercicios respiratorios, a una mayor conciencia corporal y postural, a reconocer y fortalecer el vínculo mamá y bebé, ampliar la capacidad de relajación y concentración, en definitiva a que la mamá tome conciencia de todas las herramientas que posee para poder conectar con su cuerpo, con ella misma y con su bebé y poder aprovechar esta etapa crucial en la vida de una mujer para crecer como madres y mujeres.

2. ¿A partir de qué semana se aconseja empezar con las clases?

Pues depende mucho de la mamá y de cómo se esté desarrollando el embarazo. Si es practicante habitual de yoga y el embarazo transcurre con normalidad puede empezar cuando ella lo sienta. Si nunca ha practicado yoga y el profesional médico le ha dado el visto bueno para poder practicar ejercicios también puede empezar en cualquier semana. Hay que tener en cuenta que cada asana, ejercicio y meditación se adapta según la semana de embarazo y según como se siente la mamá, ya que no hay dos embarazadas iguales ni dos embarazados iguales.

3. ¿En qué casos desaconsejarías practicar yoga durante el embarazo?

Digamos que la parte física se desaconseja en los casos donde haya un embarazo de riesgo o que el médico o matrona por cualquier motivo médico le desaconseje cualquier práctica de ejercicio durante el embarazo. Pero a la vez en estos casos puede ser de gran ayuda realizar las meditaciones, respiraciones y relajaciones adaptándolas a la mamá.

4. ¿Y cómo se estructuran las clases? ¿Qué se debe tener en cuenta en las sesiones de yoga para embarazadas?

Empezamos la clase compartiendo cómo está cada una y cómo ha ido la semana desde la última sesión. Esta primera parte es muy importante pues permite a la mamá expresarse, compartir cómo se siente y poder verbalizar miedos, dudas o lo que les apetezca en un ambiente seguro, de confianza y con otras mujeres que están viviendo la misma etapa vital que ellas. Después continuamos con una meditación o respiración para empezar a conectar con una misma y con su bebé y para empezar a liberar la respiración.

Seguimos con la parte de movimiento con asanas y ejercicios donde soltamos, desbloqueamos, fortalecemos y flexibilizamos el cuerpo. En esta parte nuestra principal atención va a la espalda, piernas y suelo pélvico. Y terminamos en postura de relajación con una relajación guiada. Durante toda la sesión se acompaña a la mamá para que preste atención a sus sensaciones, a cómo siente su cuerpo con los movimientos, cómo siente al bebé, y se le invita a parar y descansar en cualquier momento que lo necesite, es decir, trabajamos desde la escucha corporal y el respeto hacia el propio cuerpo y el sentir de la mamá.

5. ¿De qué manera adaptas los ejercicios o las posturas a las necesidades de cada embarazada?

Escuchando a cada embarazada. Cada una percibe el movimiento de una manera diferente dependiendo de la semana de embarazo y de como esté ella, así que, la invito siempre a escuchar su cuerpo, explorar sus límites, adentrarse en la sensación, atender sus necesidades y respetarse en cada momento. Mi función es acompañarles en esa exploración y que tomen conciencia de su propio potencial, pues el embarazo es un momento de máximo potencial para la mujer para un profundo autoconocimiento, para desarrollar su creatividad, confianza y aceptación y por supuesto para conectar con su fuerza y coraje. Yo las acompaño para que ellas puedan ir haciendo todos estos descubrimientos durante el embarazo.

6. ¿Cuáles dirías que son las diferencias principales entre una sesión de yoga durante el primer, segundo y tercer trimestre?

Pues en el primer trimestre trabajamos principalmente la confianza. Es un trimestre donde aparecen muchas inseguridades y miedos. Aprendemos a confiar en el cuerpo y en todas sus posibilidades. Empiezan a descubrir la respiración como una potente herramienta para calmar la mente y aliviar ansiedades. Las asanas y ejercicios requieren menos esfuerzo físico, son movimientos más fluidos, más suaves.

El segundo trimestre es el trimestre de la creatividad donde ya notan los movimientos del bebé. Ya ha crecido el vientre pero aún les permite hacer una gran cantidad de asanas, y a la vez empiezan a hacer cambios también en los movimientos de su cotidianidad y en su ritmo diario. Es la etapa también de la humildad donde empezamos a percibir todos esos cambios a nivel físico, mental y emocional y nos adaptamos a ellos. Es decir, es el periodo donde nos permitimos ser modificadas por la Vida sin quebrantarnos, por lo tanto, el desarrollo de la flexibilidad es fundamental.


Y en el tercer trimestre vuelven aparecer los miedos más intensamente, el cuerpo ya está muy pesado y la mamá se siente muchas veces al día cansada. Así que, la respiración vuelve a ser nuestra principal aliada para oxigenar bien el cuerpo y al bebé, las posturas son más dinámicas y menos estáticas, y las meditaciones, la práctica de las respiraciones y los movimiento se enfocan al momento del parto tanto a la fase de la dilatación como para el expulsivo. Es el periodo de la entrega, donde la mamá se adentra a lo desconocido ante la proximidad del parto, para ello necesitamos desarrollar atención plena, sensibilidad, fuerza y coraje, para saber y hacer lo que está en nuestra mano y saber entregarte y aceptar lo que depende de la Vida.

Los objetivos del yoga prenatal cambian dependiendo del trimestre del embarazo: «En el primer trimestre trabajamos la confianza para superar los primeros miedos; en el segundo, la creatividad para sentir al bebé, y en el tercero, la meditación y la concentración ante la proximidad del parto», explica Olga Higón. / Imagen: Prostock-studio || Shutterstock

También es el trimestre donde realizamos un taller especial de Yoga para Embarazadas en Pareja, donde la mamá viene con su pareja o la persona que la vaya a acompañar en el parto. Con este taller lo que hacemos es incluir al papá para que la acompañe durante los ejercicios y respiraciones, y nos da la oportunidad de hacer meditaciones en pareja para fortalecer el vínculo entre los dos para el presente y de cara a la nueva etapa que están a punto de empezar juntos.

Pues hay que tener en cuenta el papel crucial que tiene el papá tanto en el embarazo como en el posparto en cuanto a cuidado del entorno, protección y atención a la mamá y al bebé, tanto física como emocional, pues el posparto es un periodo de máxima vulnerabilidad para la mamá que puede verse desbordada por los cambios, la intensidad de las primeras semanas y la fatiga. De nuevo la sensibilidad sobre sus procesos internos que haya desarrollado durante el embarazo con la práctica del yoga serán de gran ayuda para resurgir de este periodo fortalecida y transformada en una nueva mujer-madre acompañada de un nuevo hombre-padre.

7. ¿Qué tipo de dolencias o molestias ayuda a prevenir o sobrellevar la práctica de yoga durante el embarazo?

Pues a nivel físico destacaría las molestias de espalda tan frecuentes durante el embarazo debido al peso y al cambio postural que sufre el cuerpo. El Yoga nos ayuda a flexibilizar toda la columna vertebral previniendo el dolor ciático y lumbar; además de estimular y tonificar todos nuestros sistemas como es el digestivo por tanto nos ayuda para facilitar la digestión, prevenir el estreñimiento y la acidez de estómago; estimula el sistema glandular ayudando a la regulación hormonal previniendo el insomnio y los frecuentes cambios de humor; nos ayuda al sistema cardiovascular incrementando la circulación sanguínea; desarrolla una mejor calidad de respiración, algo muy importante durante el embarazo, puesto que, nuestro diafragma tiene menos recorrido por el espacio que ocupa el bebé en el vientre, por lo tanto una buena oxigenación es fundamental; además mejora la resistencia del sistema inmune y nervioso.

A nivel energético la mamá aprende a conocer y manejar sus propias energías, a favorecer estados de relajación y bienestar muy beneficiosos para la mamá y el bebé, pues el bebé se baña y se familiariza constantemente con las hormonas que la mamá genera durante el embarazo. Aumentando su energía de cara al parto y recuperación posterior. A nivel mental la mamá aprende a relajar su mente, a crear estados mentales favorecedores para poder vivir el embarazo, el parto y la crianza con mayor conciencia y plenitud.

Y a nivel emocional yo diría que ayuda al reconocimiento y permiso emocional, donde la mamá se vuelve más consciente de sus procesos emocionales y de los efectos que conlleva para su bienestar emocional, el reconocer y aceptar, sin juicios, cualquier forma de estar y vivencial las diferentes etapas que se viven durante el embarazo, parto y postparto.

8. ¿Qué recomendaciones darías a una mujer embarazada que quiere asistir a clases de yoga durante la gestación y que nunca antes ha tenido contacto con esta disciplina?

Pues yo le digo a todas desde la primera sesión que lo disfruten. Que el Yoga es una práctica fantástica que nos ayuda a vivenciar este periodo de nuestra vida con máxima conciencia y plenitud. Ya que el embarazo es un momento de máximo potencial para la mujer donde se producen tantos cambios a nivel físico, mental y emocional tan rápidos que poder vivenciarlos, sacar el máximo aprendizaje de ellos y poder integrarlos de una forma experiencial, requiere el despertar de tu atención plena, el desarrollo de tu sensibilidad y la apertura de tu corazón, para que el embarazo, el parto y la crianza sean una fuente de inspiración para seguir creando en nuestras vidas.

Estudié Periodismo porque lo mío era contar historias y formo parte del equipo de redacción de Elembarazo.net desde 2015. Ahora, dedico una parte de mi vida profesional a investigar y escribir sobre todo lo que envuelve al mundo de la maternidad, la dulce espera y la llegada del recién nacido.

Además, cuento con más de cinco años de experiencia en la redacción de contenidos digitales y el diseño e implementación de estrategias de comunicación. En la actualidad, encabezo el área de Comunicación y Relaciones Externas de Elembarazo.net.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account