Lo que dije que no haría como padre y finalmente no he cumplido

Ser padre no es nada sencillo y cuando el implicado no eres tú es muy sencillo decir que no vas a dormir con tu hijo en la misma cama, que no le vas a distraer con la tablet o que no le vas a consentir. Seguro que en una conversación entre amigos alguna vez has dicho cualquiera de estas frases, pero a la hora de la verdad todo es muy diferente. Después del embarazo y el nacimiento del bebé puede que no cumplas todo lo que pensabas, sigue leyendo y toma nota de lo que dijiste que no harías como padre.

Lo que dije que no haría cuando tuviese un hijo

Katsiaryna Pakhomava

7 Cosas que pensaba que no haría cuando fuese padre

En este artículo nos centramos en la figura del padre, ya sabemos que el padre en el embarazo, el parto y la crianza del bebé debe tener un papel activo e implicarse tanto como la madre. Pero es verdad que antes de ejercer la paternidad uno puede pensar que va a ser un padre modelo, que no haría esto o aquello.


No obstante, nuestra recomendación es que nunca digas nunca, ya que posiblemente cuando tengas un hijo todo cambie y decidas permitir ciertas cosas a tu primogénito. Estas son algunas de las cosas que se dicen que no se harían como padre y que realmente luego no se cumplen, presta especial atención:

1.  Colecho ¿sí o no?

Dormir con tu hijo y tu pareja es una de las cosas que más se llevan a cabo durante el primer año de vida del peque, y es que en ocasiones el proceso de que duerma en su habitación puede ser difícil. Muchos bebés no saben cómo volverse a dormir si se despiertan en mitad de la noche solos y retomar el ciclo del sueño, para ello necesitan la compañía de sus padres, el uso del chupete y el hecho de que el bebé duerma en la misma habitación e incluso la misma cama que los padres es de gran ayuda.

Además el colecho posee una serie de virtudes que no debes dejar a un lado, como por ejemplo facilitar la lactancia materna y fortalece el vínculo con los padres.

2. No usaré la tablet como método de distracción

Cuando sales a comer a un restaurante son muchos los padres que ponen dibujos en el móvil o la tablet de sus hijos para que estén distraídos y coman. Antes de ser padre puede que no te gustase esta forma de educar al niño, sin embargo, a día de hoy cuando tu hijo no para es una de las soluciones más prácticas y a la que recurres frecuentemente.

3. No cederé ante el chantaje emocional

Muchos niños saben que mediante una rabieta o berrinche pueden conseguir lo que quieren de sus padres. Y ceder ante ello no es de ser débil, solo que a veces es más sencillo darle lo que quieren que ponerse a discutir.

Lo que dije que no haría al tener hijos

Lopolo

4. No le consentiré comprándolo de todo

Realmente cuando tienes un hijo hace mucha ilusión comprarle cosas nuevas a medida que las necesita, como los juguetes adaptados a su edad, nuevos accesorios para el baño o para su cuidado, ropa de bebé…

Y es que es verdad que no es nada sencillo poner un límite a los gastos de un bebé y más si no has heredado nada de un amigo o un familiar que ya ha tenido un peque. Para no excederte te recomendamos que hagas una lista con lo que necesitará tu hijo en cada etapa.

5. No abusaré de los abuelos

Estamos seguros de que esta es una de las cosas que dijiste que no harías como padre y al final no ha sido así. De hecho existen una serie de barreras para conciliar la vida laboral y familiar y actualmente contar con un abuelo y una abuela cerca de casa puede facilitarte mucho el cuidado de tu hijo durante los primeros meses de vida.

6. Comerá sólo cuando toca

Respeta los horarios y la rutina para comer de un bebé o un niño en sus primeros años de vida es esencial para su desarrollo, sin embargo, puede que tu hijo pase por una etapa en la que no tenga apetito y no coma como debe. En esos casos es posible que le ofrezcas un yogurt o una galleta a deshoras para comprobar si quiere comer algo y que tenga algo en el estómago.

7. No perderé los papeles

Los días duros en el trabajo y en casa pueden acabar con la calma, por ello, en ocasiones cuando tu hijo no para de llorar o si no se comporta como debe puedes perder los nervios. Pero, lo mejor en estos casos es respirar, tener paciencia, explicarle las cosas y evitar gritar o enfadarse, aunque no siempre es fácil.

Vivo el mundo de la maternidad como si fuera mi profesión. Publicista de formación y escritora de vocación, la llegada al mundo de mi primera sobrina cambió mi día a día por completo. Ahora escribo para ofrecer los mejores consejos y recomendaciones para mamás primerizas.

Tras los estudios de la carrera de Publicidad y RRPP por la Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia en 2010 y del Máster en Comunicación y Branding Digital del CEU en 2011 comencé mi andadura en el mundo digital. Actualmente tengo una dilatada experiencia como redactora en temas de maternidad, el cuidado del bebé y sobre el embarazo.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account