Actualidad

9 Motivos por los que no estás perdiendo el peso ganado en el embarazo

Los cambios en el cuerpo de la mujer en el embarazo son evidentes y una de las inquietudes  más preocupan a las mamás es el incremento de los kilos tras esta etapa. Después de la gestación muchas mujeres no entienden cuáles son los motivos por lo que no están perdiendo el peso ganado en el embarazo. Si quieres saber qué no estás haciendo mal en este aspecto, sigue leyendo y toma nota de estos consejos para adelgazar después del parto y recuperar tu figura.

Motivos por lo que no adelgazo tras el parto

ESB Professional || Shutterstock

¿Por qué no adelgazas después del parto?

Adentrarse en el mundo de la maternidad es una experiencia inolvidable y lo sería mucho más si el cuerpo no cambiase tanto, no apareciesen las temidas estrías, el vello o los cambios hormonales. Pero la verdad es que el cuerpo de la mujer se ve perjudicado tras dar a luz y no es sencillo mantener la línea y recuperar la figura tras 40 semanas de embarazo y un parto.



El aumento de peso en el embarazo es habitual, pero si te preguntas por qué no adelgazas después del parto estas son algunas de las cuestiones que debes de tener en cuenta, coge papel, boli y no pierdas detalle. Cada uno de estos errores hace que no puedas mantener un estilo de vida saludable y por lo tanto no estés en forma. Pero, ante todo recuerda que es normal dado que ahora con un miembro más en la familia, todo es más difícil.

1.El tiempo es oro

Una de las razones más evidentes por las que no adelgazas después del parto es que es complicado sacar tiempo para ti cuando tienes un hijo, los primeros meses de vida del bebé son absorbentes y darle de comer o dormir conlleva una rutina que no te puedes saltar. Tras el embarazo y ahora que eres madre, al día le faltan horas, el recién nacido ocupa casi todo tu tiempo y es imposible encontrar tiempo para ir al gimnasio cuando se tienen niños.

2. El destete ya es pasado

Ahora que la lactancia materna ya no es tu prioridad debes saber que en cierto modo amamantar al bebé adelgaza, la explicación reside en que dar el pecho ayuda a perder el peso ganado, ya que ese aumento de peso es en realidad una "reserva" para el momento de la lactancia.

3. Tu bebé, tu nuevo mundo

Ahora mismo una de las razones de peso por las que no pierdes los kilos ganados en el embarazo es que sólo tienes una prioridad y es tu bebé. Pero no debes olvidar que para ser una madre feliz también debes tener tiempo libre, cuidarte y organizarse más que nunca. Apóyate en tu pareja, hacer turnos es una manera de poder tener tiempo libre y delega de vez en cuando en tu madre o hermano para tener una tarde libre. Dormir bien durante el posparto no es sencillo, por eso te recomendamos que duermas cuando el bebé duerme, pedir ayuda o evitar el café y otros estimulantes.

4. Dormir pocas horas es perjudicial

Es completamente normal no dormir mucho tras el parto y el posparto, dado que el bebé se debe comer cada tres horas y el cansancio se puede apoderar de ti. Muchos estudios realizados por expertos confirman que las mujeres que duermen menos de 5 horas ganan más peso debido a que no descansan adecuadamente.

5. Olvidar el uso de cremas anticelulíticas

Si durante la gestación has cuidado tu piel, ¿por qué ahora no lo vas a hacer? consulta con tu médico cuáles son las mejores cremas antiestrías y anticelulíticas para combinar con una el ejercicio posparto y una dieta saludable.

Por qué no bajas de peso tras el embarazo

Halfpoint || Shutterstock

6. Compartir el tiempo que sobra en pareja

Ahora que tienes un recién nacido en casa, el concepto de noche romántica se ha transformado, lo más rápido y sencillo es hacer una cena llena de snacks o comida rápida junto a tu pareja en el sofá y disfrutar de una buena peli, mientras el bebé lo permite durante sus horas de sueño. Este tipo de inactividad es uno de los motivos por los cuáles no estás perdiendo el peso que has ganado en el embarazo.

7. Prolongar el uso la ropa de embarazada

Muchas mujeres siguen usando tras el nacimiento del bebé la ropa de premamá al acostumbrarse a ella, sin embargo esto no es más que una excusa para no cuidarse y evitar ir al gimnasio o hacer ejercicio.

8. No cuidas tu alimentación

Evidentemente el poco tiempo que tienes libre lo quieres emplear en descansar, comer y cuidarte y no es sencillo. Por ello, en muchas ocasiones no te das cuenta de los alimentos que ingieres o a qué horas. Es básico que cumplas con las 5 comidas diarias y de esta manera estarás evitando llegar con mucha hambre a las comidas principales.

9. No tienes metas ni una actitud positiva

Para perder el peso ganado en el embarazo debes tener ante todo una actitud positiva, que te empuje hacia un objetivo y evitar el estrés que no es un buen aliado. No se trata de ponerte a dieta o de machacarte en el gimnasio, simplemente debes comer bien y hacer ejercicio tres veces a la semana, pero recuerda que tu fondo físico ya no es el de antes de estar embarazada, debes tener paciencia.

¿Conoces algún motivo más por lo que puede que no estés perdiendo el peso ganado en el embarazo? ¡Compártelo con nosotros!

0 Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?