Qué esperar cuando estás esperando dos o más bebés


Embarazada de dos o más bebésPara la tranquilidad de todas las futuras mamás múltiples de gemelos, mellizos o trillizos que puedan estar leyendo ahora mismo estas líneas debo decir que ser multimadre es mucho más fácil de lo que parece, y desde luego es infinitamente más sencillo de lo que vaticinan todos los opinólogos que te vas encontrando a lo largo del camino.

Podemos distinguir dos tipos de opinólogos; los opinólogos anónimos y los opinólogos conocidos. En cuanto a los primeros, se trata de todas aquellas personas desconocidas que te irás encontrando a lo largo del embarazo y que no podrán resistir la tentación de expresarte sus predicciones de futuro. En cuanto empiece a notarse tu estado de buena esperanza aparecerá de repente un ejército de agoreros anunciando desastres cuya gravedad será proporcional al número de fetos que estés gestando. Te tocará oír de todo; desde aquellos que te dan el pésame por tu embarazo (o que te miran con cara de pena, que viene a ser lo mismo), hasta aquellos que tratan de convencerte para que te “cortes la coleta” si has tenido la suerte de que los fetos sean de distinto sexo. Total, quien puede querer tener más hijos después de haber logrado de golpe la deseada parejita.

Sin embargo, todo tiene un lado bueno, ya que esta experiencia te servirá de preparación para todos los comentarios, muchos de ellos desafortunados, que te tocará escuchar por la calle cuando salgas a pasear con tus mellizos o trillizos. Para hacerte una idea de lo que te espera puedes ir leyendo este post.

En cuanto a los opinólogos conocidos el tema es mucho más peliagudo, especialmente cuando se trata de familiares. La semana pasada mantuvimos en nuestro foro una discusión acerca del papel de los abuelos en la crianza de nuestros hijos y las foreras contaban como en muchos casos los abuelos trataron de convencerlas para trasladarse a vivir a su casa al término del embarazo o a la inversa (sin tomar demasiado en cuenta su opinión dicho sea de paso). Mucho más impactante fue el caso de una mamá de trillizos que nos contó en nuestra página de Facebook como sus suegros la propusieron criar ellos a uno de los varones recién nacidos y que al otro lo criasen sus padres, de modo que ella se quedase solo con la niña.

Creo que es importante que los padres aprendamos a cuidar solos de nuestros hijos, y esto no significa rechazar toda ayuda de forma sistemática sino algo tan obvio como que también tenemos que ser capaces de hacernos cargo de ellos sin ayuda porque…¡Son nuestros hijos y son responsabilidad nuestra!     

A veces, en una sobredosis de buenas intenciones, los padres múltiples recientes se ven tan abrumados por la ayuda recibida que acaban creyendo que no serían capaces de sobrevivir sin ayuda ni durante media hora. Y es esta dependencia externa la que crea inseguridades y tensiones en la pareja, cuando tendrían que estar disfrutando de las primeras semanas de vida de sus hijos. La ayuda siempre viene bien pero en su justa medida y sin que suponga una invasión a nuestra recién estrenada intimidad familiar.

En todo caso, mi humilde opinión es que el león no es tan fiero como nos lo quieren pintar. Yo llevo 14 meses cuidando sola en casa de mis mellizos y puedo afirmar que hasta ahora he sobrevivido con bastante dignidad, aunque la casa a menudo parezca una leonera o mis duchas sean tan rápidas a veces que no de tiempo a que salga el agua caliente. Incluso ahora, que estoy pendiente de operarme de una hernia discal, puedo seguir valiéndome por mi misma aunque me canse más de lo habitual.

Así que, futuras mamás múltiples, no os asustéis y, sobre todo, no os dejéis asustar. Mientras escribo estas líneas mis mellizos están vaciando los cajones de mi cómoda y desperdigando mi ropa por toda la casa. No creo que la situación fuese muy distinta si tuviera un solo hijo (en todo caso un solo bebé tardaría más en sacar la ropa supongo). Ya habrá tiempo de enseñarles a recoger cuando sean mayores, ahora mismo me preocupa más que sean felices. Tengo una amiga que siempre me dice que si mis hijos no me están volviendo loca es que no están haciendo bien su trabajo y, creedme, en ese sentido cumplen con creces.

Definitivamente, como madre de mellizos no creo que dos bebés den el doble de trabajo, aunque si es verdad que te toca hacerlo todo dos veces y que en muchas ocasiones puede resultar duro. También hay que tener en cuenta que los estados de ánimo a veces se contagian de un niño a otro por lo que todo se magnifica, pero tanto lo malo como lo bueno. Y es que todo lo que vale la pena en esta vida requiere un esfuerzo pero el amor que recibirás a cambio es inconmensurable.

© 2008 - 2022 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account