Conviértete en una súper mamá o super papá

alimentacion_infantilTanto el trabajo como el ritmo de vida tan frenético que llevamos muchas veces nos obliga a consentir de más a nuestros hijos a la hora de comer. Te presentamos las cinco problemáticas más comúnes dentro de la alimentación infantil y cómo darles solución.


La especilista en educación de la nutrición, Leticia Flores, en su publicación Alimentación inteligente, explica una serie de consejos para enfrentarte a ellas y convertirte en una súper mamá o un súper papá a la hora de la comida.

No quiere desayunar

Si los niños no quieren desayunar es porque en algún momento se lo permitiste. El desayuno es la comida más importante de todas porque pone fin al ayuno nocturno y nos da la fuerza necesaria para realizar cualquier actividad durante el día. Para recuperar este hábito tan sano, lo que debes hacer es empezar a darle poca cantidad de comida la primera semana e ir aumentando la cantidad hasta que tus hijos se acostumbren a comer los tres principales grupos de alimentos (verduras y fruta, cereales y leguminosas) por la mañana.

Quiero ponerlo a dieta

Ningún niño o niña debería estar sometido a un régimen para bajar de peso, a no ser que tenga un grado de obesidad que pudiera poner en peligro su salud. Si tu hijo tiene sobrepeso, tienes que enseñarle a comer apropiadamente. Acude a un especialista para que te aconseje cómo reforzar la conducta positiva, incrementa las actividades físicas como jugar futbol después de clases, salir a dar un paso en bicicleta los fines de semana o ir a un club deportivo. Pero recuerda, el objetivo no es bajar de peso, sino adquirir hábitos saludables de ejercicio físico y alimentación.

No le gusta comer nada

Aunque parezca sorprendente, los niños pueden desarrollar desde el primer año de vida ciertas mañas para no comer determinados alimentos. Sin complicaciones, transmítele lo delicioso que es comer sano, pueden planear juntos un menú mientras le explicas la importancia de una alimentación variada. No te angusties, ningún niño sano se ha muerto de hambre si tiene alimentos cerca.

Come muchos dulces

Leticia Flores afirma que los niños que comen muchos dulces es porque han tenido acceso a ellos de manera constante. No los prohíbas, ya que sólo elevarás las probabilidades de que quieran consumirlos más. Tampoco manejes los dulces como un premio o soborno, ya que eso se volverá en tu contra y serás culpable de que establezca un vínculo afectivo con la comida.

Hace berrinches a la hora de comer

Lo primero que debes hacer es mantener la calma en todo momento. No pierdas el tiempo tratando de razonar porque no es el momento más apropiado. Una vez que ya se haya calmado, explícale que bajo ningún concepto logrará lo que quiere a través de un berrinche.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account