«Es muy importante cuidar los primeros dientes del bebé incluso antes de que salga el primer diente»

Es durante el primer trimestre del embarazo cuando se forman los gérmenes dentarios de los 20 dientes de leche, mientras que a partir del cuarto mes de gestación, comienzan a desarrollarse las células que compondrán las 32 piezas definitivas. Si el cuidado bucal ya resulta una rutina indispensable para las embarazadas, es todavía más importante llevarlo a cabo durante los primeros meses de vida del recién nacido. Y es que, «el cuidado de los primeros dientes del bebé es fundamental incluso antes de que salga el primer diente», afirma la doctora Rosa Marco Millán, presidenta de la Sociedad Española de Estomatología y Odontología (SEEyO), ya que los primeros meses del bebé condicionan la dentadura del adulto y pueden influir directamente en el correcto posicionamiento y desarrollo de los dientes en el futuro.

Cómo cuidar los primeros dientes del bebé

Oksana Kuzmina || Shutterstock

Existen muchas preguntas entorno a la dentición y la importancia del cuidado de los primeros dientes, en ocasiones, se nos olvida que la aparición de los primeros dientes del bebé varía según cada caso. Algunos niños cumplen el primer año de vida con la boca desnuda, mientras que otros bebés son algo más precoces y es generalmente a partir de los 4-5 meses cuando empiezan a lucir su primer diente de leche. Se trata de un momento muy emocionante para los papás, pero para el bebé, la situación es algo diferente. De hecho, los bebés suelen sentir malestar y dolor durante el periodo de la dentición.

Pero, ¡conviene no alarmarse! Cada bebé presenta un desarrollo particular y, para que todos nos quedemos más tranquilos, hemos hablado con la presidenta de la Sociedad Española de Estomatología y Odontología (SEEyo), la doctora Rosa Marco Millán, quien nos ha dado las pautas para un buen cuidado bucal del bebé durante sus primeros meses de vida y algunos consejos prácticos para que los dientes del pequeño gocen de buena salud incluso antes de que hagan su aparición.

Aumento del babeo y problemas para dormir, principales síntomas de la dentición

Alrededor de los 5-6 meses comienza la erupción de los dientes de leche. Primero, empiezan a salir los incisivos inferiores, a los que les siguen los superiores, y poco después, salen los molares. Por último, aparecen los caninos. La doctora Marco nos explica que «curiosamente este orden permite a los niños empezar a masticar alimentos más suaves» que son los primeros que se introducen en su dieta, y considera que este proceso «es muy importante para el desarrollo y supervivencia del niño».


Asimismo, una forma de detectar el inicio de la dentición es fijarse en diferentes aspectos. En este sentido, puede producirse la aparición de fiebre o un aumento del babeo. «La salida de los dientes estimula el funcionamiento de las glándulas salivares con irritación de la piel alrededor de los labios por el ph ácido de la saliva», explica la doctora Marco Millán. Además, también puede acentuarse «la sensación de malestar y dolor» generada al erupcionar el diente en las encías del bebé. Son precisamente estas molestias las que pueden hacer que los bebés se sientan incómodos e irritables durante el día y, en ocasiones, no puedan conciliar el sueño o se despierten por las noches.

Durante esta etapa, es frecuente ver cómo los bebés se llevan cualquier objeto a la boca. Se trata de una acción natural, casi instintiva, ya que los bebés experimentan sensación de alivio en las encías al morderlo.

Cómo cepillar los primeros dientes del bebé

Evgeny Atamanenko || Shutterstock

Los dientes de leche, tan importantes como los definitivos

«Los dientes de leche son muy importantes para el correcto desarrollo y crecimiento de los maxilares», explica la doctora Marco Millán, ya que, entre otras cosas, mantienen el espacio para que salgan los definitivos en su lugar, permiten al niño masticar los alimentos y pasar de la dieta líquida a la sólida y juegan un papel fundamental en el correcto desarrollo del del habla. Además, los expertos en odontología pediátrica aseguran que los dientes del bebé necesitan la misma higiene que los definitivos a partir del primer año de vida y que, para ello, es importante supervisar su cepillado hasta que cumplan unos ocho años.

6 consejos de experto para cuidar los primeros dientes del bebé

Para garantizar una buena higiene bucal y dental de los bebés, la doctora Marco Millán aconseja «limpiar las encías con una gasa suave y mojada, ya que todavía no hace falta usar pasta de dientes». Además, la limpieza de las encías debe ser un paso indispensable en la rutina diaria de higiene del bebé, ya que «facilitará la tarea de acostumbrarlo al cepillado de sus dientes de leche», explica.

En el caso de los bebés que ya presenten sus primeros dientes, la experta nos da los siguientes consejos:

  1. Limpiar con una gasa los dientes al comienzo de la erupción e ir introduciendo el hábito del cepillado en el niño.
  2. Empezar a cepillar los dientes sin pasta.
  3. Utilizar un cepillo dental para bebés blando. Poco a poco añadir pasta dental infantil, asegurándonos de que no la traga.
  4. Realizar enjuagues con flúor, preferiblemente semanal a partir de los 3-4 años cuando estemos seguros que no lo traga.
  5. Visitar al dentista con regularidad a partir de los cuatro años de manera que se vaya familiarizando.
  6. Fomentar la alimentación sana y equilibrada desde el primer año.

Leche de continuacion Almiron Advance

Caries y biberón: ¿qué precauciones se deben tomar?

La caries de los dientes de leche se ha convertido, a día de hoy, en una de las enfermedades infecciones crónicas más comunes durante la infancia y, a su vez, en una de las que más preocupan a los padres. La doctora Marco Millán explica que la llamada "caries del biberón" se produce por una exposición frecuente y prolongada de los dientes de leche a líquidos que contienen azúcares, entre los que se incluyen la leche, los productos sustitutos de la misma y los zumos de frutas. Además, suelen aparecer en los dientes superiores delanteros, aunque otros dientes también podrían verse afectados.

Por esta misma razón, la doctora recomienda «no permitir que el bebé se duerma con un biberón de leche en la boca» y recuerda que es fundamental «limpiar los dientes y las encías del bebé con una gasa húmeda después de cada comida», como hemos explicado anteriormente.

Finalmente, advierte del peligro del contacto de la saliva de los padres con la del bebé. «La caries dental es una enfermedad que puede comenzar cuando las bacterias que causan la caries se transmiten de la madre al bebé. Estas bacterias se transmiten a través de la saliva. Cuando el padre o la madre se lleva la cuchara del bebé a la boca, o limpia un chupete con la boca, las bacterias pueden pasar al bebé», concluye la doctora Marco.

Estudié Periodismo porque lo mío era contar historias y formo parte del equipo de redacción de Elembarazo.net desde 2015. Ahora, dedico una parte de mi vida profesional a investigar y escribir sobre todo lo que envuelve al mundo de la maternidad, la dulce espera y la llegada del recién nacido.

Además, cuento con más de cinco años de experiencia en la redacción de contenidos digitales y el diseño e implementación de estrategias de comunicación. En la actualidad, encabezo el área de Comunicación y Relaciones Externas de Elembarazo.net.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account