Actualidad

El rol del padre en la haptonomía prenatal

Ser padres es una responsabilidad enorme cargada de momentos mágicos tanto cuanto la mujer está embarazada como cuando el bebé llega al mundo. Por ello, trabajar desde los primeros meses del embarazo el vínculo afectivo con los padres es más que interesante para el peque. Hoy nos centramos el rol del padre en la haptonomía prenatal, la ciencia de que estudia la afectividad.

En un artículo anterior repasamos en qué consiste la haptonomía durante el embarazo y el parto y en qué consisten las sesiones. Hoy profundizaremos en la presencia del papá durante los ejercicios de la haptonomía y esta manera tan especial de comunicarse y estimular al bebé.

El papel del padre en los ejercicios de la haptonomía

Son muchos los beneficios de comunicarse con el bebé y estimularlo, hacerlo mediante la haptonomía prenatal es una opción muy interesante. Para el bebé es bueno conocer y relacionarse tanto con la madre como con el padre y trabajar ese vínculo afectivo durante el embarazo para luego en el exterior reconocerlos. El vínculo afectivo que se crea no debe dejarse sólo en manos de la madre, que los dos papás colaboren en este tipo de actividades es positivo para la salud de la pareja, debido a que si el padre está involucrado desde los primeros meses de la gestación, habrá más armonía entre ellos.



La figura del padre en la haptonomía

Nickolya || Shutterstock

¿Cual es la función del padre en las sesiones de haptonomía? durante esta actividad el padre debe ser un apoyo incondicional para la madre, ayudarle a realizar los ejercicios e igualar el vínculo entre el padre y el bebé que en ocasiones se ve mermada por la situación privilegiada de la gestante durante el embarazo. Por lo tanto, uno de los beneficios de la haptonomía prenatal y de incluir al padre en estas actividades es que favorece así una relación de iguales en la pareja respecto al cuidado y responsabilidad sobre el futuro bebé.

Además de hablar con el bebé en el el embarazo, el papel del padre en la haptonomía es clave ayudar calmar a la futura mamá durante el desarrollo de las 40 semanas del embarazo y a la hora del parto y la preparación del mismo.

En las sesiones de haptonomía tanto el padre como la madre aprenden a presionar la barriga en el embarazo para invitar al bebé a cambiar de posición de cara al parto. Con estas pequeñas presiones, el padre puede ayudar a la madre a que el bebé se mueva y se coloque en posiciones que no sean tan molestas para ella.

Recuerda que el uso de la haptonomía prenatal no conlleva ningún riesgo para el bebé y puede combinarse con otras técnicas de preparación al parto y así superar el miedo al parto, un sentimiento muy frecuente en las mamás primerizas.

También es cierto que no existe ningún tipo de obligación de realizar estas sesiones y de forzar el rol del padre en la haptonomía prenatal cuando los padres no se sienten bien con este grado de intimidad o compromiso. Por otro lado, es importante saber que también se puede llevar a cabo sólo por parte de la madre e incluir al padre en otros ejercicios para trabajar el vínculo afectivo con el bebé. Sin embargo, no debes olvidar la ciencia de la afectividad y la haptonomía en el embarazo puede ser uno de los primeros pasos en el camino de la paternidad.

0 Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?